Asuntos Internos investiga denuncia por aprehensión irregular y extorsión en comisaría de Luque

Un músico denunció en las redes sociales que fue agredido por policías de la Comisaría 3ª de Luque, detenido irregularmente y llevado al calabozo, donde le exigieron G. 5 millones para ser liberado. El jefe de la sede policial desconoció el caso. La Dirección de Asuntos Internos abrió una investigación con relación a la grave denuncia.

El conocido músico Nicolás Cañete denunció, a través de su cuenta de Instagram, en la medianoche del domingo, que fue víctima de un procedimiento supuestamente irregular por parte de agentes de la Policía Nacional de la Comisaría 3ª Central.

En las redes sociales, Nicolás Cañete, comentó que se encontraba estacionado en la vía pública, en una zona oscura de la calle Jardín de Oro, del barrio Santacruz, de Luque, cuando los uniformados se aproximaron a su vehículo. Dijo que le pidieron descender de su automóvil y él les contestó que no lo haría porque conocía sus derechos.

El bajista les aseguró a los policías que no estaba consumiendo nada, ya que también le preguntaron esto, y además les manifestó que no tenía sus documentos personales, por lo que pidió a un familiar que le acercara para el control pertinente.

Acto seguido, los agentes de la Comisaría 3ª habrían bajado al jazzista de su vehículo por la fuerza.

«Me bajaron, me esposaron, me empujaron contra el auto. Traté de cubrir mi cara, me trajeron al calabozo. Me dijeron que me hago del prepotente, que eso no tengo que hacer con los policías», expresó Cañete entre los videos que publicó.

En otro momento comentó que le pidieron una suma de dinero para ser liberado, que fue pagada a los policías. «Vine a buscar G. 5 millones para devolver porque tuvieron que pagar por mí para sacarme del calabozo», relató al inicio de su publicación.

Según el relato del músico, cuando estuvo en la sede policial fue agredido de nuevo, le obligaron a sacarse toda la ropa y, supuestamente, los agentes dieron la indicación a otros detenidos para que abusaran sexualmente de él, lo cual afortunadamente no ocurrió, según aclaró.

«Otra cosa que dijeron es que yo vendía drogas. No tenían pruebas. Inventaron que yo estaba quedando con alguien para vender drogas y no hay pruebas por supuesto. No me dieron el celular, no me dejaron llamar a nadie. Otra persona que vio lo ocurrido llamó por mí», explicó.

Al respecto, el comisario principal Jorge Palacios, jefe de la Comisaría 3ª de Luque, dijo desconocer el hecho y aseguró a radio Monumental 1080 AM que no tenía ningún informe que guardara relación con el nombre de Nicolás Cañete.

No obstante, afirmó que iniciaría una investigación sobre ese episodio y aseguró que ningún policía está habilitado a pedir dinero. «Tengo que ver (el caso) de este muchacho, no tengo ningún reporte», agregó.

La Dirección de Asuntos Internos abrió una investigación con relación a la grave denuncia del músico Nicolás Cañete, quien también radicó la denuncia en la Fiscalía de Luque para una investigación penal sobre la detención ilegal, agresión y extorsión que sufrió en Navidad pasada. Fuente: ÚH.