El cardenal Adalberto Martínez bendice al Paraguay

El primer cardenal paraguayo, Adalberto Martínez, retornó este jueves a su tierra luego de su histórica investidura por el papa Francisco en el Vaticano. A su arribo en el Aeropuerto Silvio Pettirossi, de Luque, el religioso fue recibido por una multitud y brindó un mensaje de fraternidad y esperanza. En medio de una caravana se dirigió hasta la Catedral de Asunción y su primera misa como cardenal será el domingo en la parroquia San Felipe de Bañado Sur.

EMOTIVO RECIBIMIENTO: El religioso emitió un mensaje de fraternidad y de seguir creciendo en la evangelización.

El vuelo que trajo al cardenal Adalberto Martínez arribó en Luque, alrededor de las 05.15. Debido a su viaje de más de 20 horas se tomó unos minutos de descanso en la principal estación aérea del país para recargar energía y seguir su camino rumbo a la Catedral de Asunción.

Todavía en el Aeropuerto Silvio Pettirossi brindó su primer testimonio en una trasmisión de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP).

Pese al largo trayecto, el cardenal se mostró muy complacido y feliz por el acompañamiento de la delegación paraguaya y por todo lo vivido en Roma.

“Agradezco de corazón a todos. El encuentro con el Santo Padre (Papa Francisco) fue muy gratificante. Tiene un corazón muy grande por el Paraguay. Eso se notaba en sus ojos y ha querido regalar un cardenal al Paraguay”, afirmó de manera contundente.

REUNIÓN. Tras su arribo al país brindó un mensaje al pueblo paraguayo.

Señaló que el Sumo Pontífice recuerda con mucho cariño su visita al Paraguay en el 2015. “Todavía se le nota esa alegría que quiere trasmitir al mundo entero”, expresó.

Como mensaje para la toda la feligresía, el cardenal Adalberto Martínez abogó por el crecimiento en fraternidad. “Es muy importante, sobre todo en la familia. Paraguay es un país muy creyente y necesitamos crecer más”, subrayó.

Fortalecimiento de la educación y las familias

Su eminencia también habló sobre la educación y la familia en Paraguay, una vez que abordó el bus panorámico, que lo trasladó hasta la Catedral Metropolitana.

En su mensaje dijo que la esperanza cristiana es poder construir un país mejor y en este sentido pidió que no haya ningún niño fuera de la escuela. «Necesitamos fortalecer la educación de nuestros pueblos», ratificó.

Asimismo, recalcó que las familias son insustituibles para el progreso del país, ya sea desde una familia bien constituida, como promotora de un bien social, o con una madre soltera a la cabeza.

Durante todo el trayecto de Luque a Asunción, el cardenal Martínez recibió el cariño de la gente y saludó a miles de personas.

Fueron nombrados por el papa Francisco 20 nuevos miembros del Colegio Cardenalicio, de los cuales cuatro son latinoamericanos. Entre ellos está Adalberto Martínez.

Carteles, globos, banderas paraguayas y un coro de niños se preparó para agasajar y festejar la llegada del cardenal.

Una caravana acompañó al bus panorámico por la Autopista Silvio Pettirossi, San Martin, avenida Mariscal López, Brasil, avenida España, Manuel Gondra, Mariscal López, hasta llegar a la Catedral Metropolitana de Asunción, en donde desde las 6:00 iniciará el festival artístico. Fuente: ÚH.