Diez niños indígenas de situación de calle fueron retirados por Comuna de Luque

La Municipalidad de Luque, a través de las direcciones de Codeni y Asuntos Jurídicos, retiraron a 10 niños de pueblos originarios e un céntrico semáforo, durante un operativo preventivo realizado este lunes. Los menores eran explotados por sus padres, pidiendo limosnas a los conductores. Una vez terminada la intervención, los chicos fueron trasladados hasta sus respectivas comunidades de la compañía Tarumandy y entregados a sus padres.

Una situación dolorosa y peligrosa a la vez. Seis menores, entre ellos cinco niñas de diferentes edades, fueron rescatados y llevados hasta su comunidad en Tarumandy, Luque.

El operativo que contó con apoyo de agentes de la Comisaría 3ª Central se realizó en el semáforo instalado en las calles Rosario y Tte. Rojas Silva, del microcentro de la ciudad.

Los directores de la Codeni, Lic. Nadia Vázquez, y de Asuntos Jurídicos, Abg. Raúl Salinas, encabezaron la intervención de manera a precautelar la seguridad de los menores en situación de calle y así evitar accidentes que puedan comprometer a los conductores.

Un grupo de niños de la parcialidad Aché, varios de ellos de entre 3 a 5 años y adolescentes, se encontraba sin la supervisión de un adulto, exponiéndose al peligro en medio del caótico tránsito en el cruce semafórico de las calles Rosario y Teniente Rojas Silva.

Los directores de la Codeni, Nadia Vázquez, y de Asuntos Jurídicos de la Comuna luqueña, Raúl Salinas, conversaron con los menores.

Los menores fueron llevados hasta su comunidad en un vehículo de la Municipalidad de Luque.

El otro grupo estaba a cargo de Silvina Cabral, de la parcialidad Mbyá Guaraní. La mujer se encontraba con sus tres hijos menores sobre la calle Tte. Rojas Silva.

La mujer explicó a los intervinientes que por día llegan a recaudar unos 30 mil guaraníes.

Explicó que hace tiempo no reciben víveres de la INDI, por lo que decidió llevar a sus hijos a pedir dinero en el referido lugar, debido a que supuestamente no tiene forma de comprar alimentos.

Agregó que junto a su marido fabrican artículos artesanales, pero no tiene un lugar para ir a vender, intentó justificar.

Silvina Cabral fue sorprendida en plena calle con sus hijos menores, solicitando limosnas a los conductores. Luego se retiró del lugar.

Los directores les explicaron que está exponiendo y explotando a sus hijos menores y le “invitaron” a retirarse del lugar.

Según los directores intervinientes, existen muchas quejas de los vecinos y conductores de vehículos, principalmente por el peligro que representa la presencia de los niños en plena calle y en medio de los vehículos.

La Dirección de Codeni anunció que estará monitoreando la presencia de menores en las calles para evitar la explotación infantil, mediante intervenciones sorpresivas. La intervención fue comunicada previamente a la Dirección de Pueblos Originarios de la INDI y a la Defensoría del Pueblo, cuyos representantes brillaron por sus ausencias.