Sangriento secuestro en Santaní, pese a pago de rescate de G. 2 mil millones

Cuatro personas fueron secuestradas por delincuentes y tres de ellas asesinadas. Ocurrió este lunes en un establecimiento rural de San Estanislao, departamento de San Pedro. La Policía confirmó el pago de rescate de G. 2 mil millones. Uno de los plagiados logró escapar y alertó sobre el violento episodio. Los cuerpos fueron traídos a Asunción para la autopsia, a cargo del Dr. Pablo Lemir.

EL PEOR FINAL. Tres de los cuatro secuestrados fueron asesinados. La autopsia se realizará en Asunción. Foto: Gentileza Telefuturo.

Un nuevo caso de secuestro se registró este lunes, con un trágico final.

Personas armadas se llevaron al colono menonita identificado como Helmut Ediger, de 74 años, y a otros tres trabajadores del establecimiento del ganadero.

Las autoridades confirmaron que se llegó a pagar la multimillonaria suma de dinero por la liberación del colono menonita y los peones que, finalmente, fueron asesinados por sus secuestradores.

Los otros ejecutados son Rolando Díaz González, capataz de la estancia y Odair Dos Santos (36), ciudadano brasileño.

El joven de 18 años logró escapar de los secuestradores y está bajo resguardo fiscal y policial.

Los investigadores confirmaron sobre el hallazgo de los cuerpos sin vida de Helmut Ediger y de los otros dos trabajadores. Dos fueron asesinados con arma de fuego y otro con arma blanca, según un informe forense preliminar.

La familia de Helmut Ediger llegó a pagar G. 2 mil millones a los secuestradores por la liberación de las personas, según fuentes policiales.

Sin embargo, los delincuentes ejecutaron a sus víctimas y huyeron del lugar hacia un monte.

El vehículo del colono fue quemado por los desconocidos.

Cabe señalar que el productor ya fue víctima de un asalto y quema de su vehículo en julio pasado.

Una comitiva fiscal y policial se encuentra investigando el sangriento secuestro.

AUTOPSIA EN ASUNCIÓN

Los cuerpos fueron traídos hasta la Morgue Judicial, en Asunción, para la autopsia correspondiente, a cargo del doctor Pablo Lemir.

Al filo del mediodía comenzarían a inspeccionar los cadáveres para conocer la causa de muerte; arma empleada para el crimen y búsqueda de proyectiles.

El Dr. Lemir también realizará un informe pormenorizado si las víctimas fueron torturadas o no antes de ser ejecutados por los delincuentes.