Hospital de Luque inaugura espacio adolescente Ñangareko

Con el apoyo de la Fundación Juan Rassmuss Echecopar (FJRE), el Hospital General de Luque habilita un área diferenciada para la atención de adolescentes varones y mujeres de 10 a 19 años.

Se trata del Espacio Adolescente Ñangareko, cuya inauguración oficial fue este miércoles. La apertura coincide con la implementación del “Desafío Preeclampsia”, que pretende reducir la morbilidad y mortalidad materna por preeclampsia y sus complicaciones.

Se estima que al menos el 20 % de la mortalidad materna en el país se da por esta enfermedad.

Un ambiente bien iluminado, amigable, con mobiliario de alta calidad, televisión donde se emiten videos informativos referentes al cuidado de la salud del adolescente, wifi, aire acondicionado y bebedero de agua. Así está dispuesto el Espacio Adolescente Ñangareko, que desde este miércoles 10 de agosto atiende de forma exclusiva a adolescentes varones y mujeres de 10 a 19 años en el Hospital General de Luque (Dora Gómez Bueno de Acuña casi Ortiz Guerrero).

Este espacio busca ser un lugar donde los adolescentes se sientan seguros y experimenten un nuevo concepto de atención de salud sexual y reproductiva: diferenciada, amigable, gratuita y con acceso a todos los servicios del área de manera rápida y eficaz en un solo lugar. Cuenta con consultorios de atención ginecológica, prenatal, psicológica, pediátrica y nutricional que funcionan de lunes a viernes, de 07:00 a 17:00.

“Cada rango etáreo tiene un tratamiento especial y buscamos que sea lo más positivo posible. La Fundación Juan Rassmuss Echecopar (FJRE) vino a complementar un espacio dinámico, lindo, visualmente muy hermoso… será utilizado no solo por adolescentes de Luque, sino de todo el departamento Central, inclusive de áreas lejanas del país porque es algo innovador”, destacó el Dr. Javier Duarte, director del Hospital General de Luque.

Además de las obras de infraestructura, la FJRE ha puesto a disposición del hospital de Luque anticonceptivos de larga duración como los implantes subdérmicos y determinados insumos médicos, administrativos y medicamentos. También ha brindado capacitación a los profesionales de la salud asignados a Ñangareko, por intermedio de asesores médicos de la fundación.

Los entrenamientos abarcaron el manejo de habilidades blandas, la excelencia en la comunicación y atención al adolescente, la inserción y extracción de implantes Implanon y el manejo de la preeclampsia en la adolescencia.

Detrás de cada Espacio Adolescente Ñangareko (el de Luque es el sexto de su tipo que se habilita en el país) la estrategia de la FJRE es incidir en la reducción de los embarazos adolescentes no intencionales. En línea con los esfuerzos nacionales, Ñangareko ha colaborado con este propósito pasando de 20 000 embarazos en 2017 a 13 500 en el año 2021. Entre los años 2019 y 2021 los espacios Ñangareko han atendido a 12 574 pacientes, de los cuales 62 % fueron para planificación familiar y atención ginecológica, dato que releva un impacto positivo.

“DESAFÍO PREECLAMPSIA” 

La preeclampsia es una de las complicaciones graves más comunes en el embarazo. Está asociada a la presión arterial elevada y la presencia anormal de proteínas en la orina. Es causada por un defecto en la placenta, que genera dificultades en el suministro de nutrientes y oxígeno para el bebé.

Las muertes por preeclampsia son 100 % prevenibles, sin embargo, en nuestro país son la principal causa de mortalidad materna y perinatal, debido a que, generalmente, no se detecta a tiempo.

Mediante el “Desafío Preemclapsia”, que impulsa la FJRE, los profesionales de la salud fueron capacitados para evaluar, prevenir y tratar óptimamente a las embarazadas que acuden al hospital de Luque. Entre los puntos claves de la formación se destacaron la evaluación del riesgo de preeclampsia y la consejería oportuna.

La fundación también realizó mejoras de infraestructura en el área prenatal y proveyó al hospital de tiras reactivas para los análisis de orina de embarazadas: una prueba simple y confiable sobre la aparición de proteinuria en orina, síntoma clave de la preeclampsia. Además, colaboró con medidores de presión arterial especializados en el control en embarazadas, instrumento indispensable para la prevención y diagnóstico precoz de la enfermedad. 

INVERSIÓN DE USD 20 000

La Fundación Juan Rassmuss Echecopar https://fjre.org.py es filantrópica y trabaja en el país hace cinco años con un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Salud Pública.

Sus dos ejes estratégicos son la prevención y detección precoz de la preeclampsia y la salud sexual y reproductiva del adolescente mediante los espacios Ñangareko.

La inversión para la implementación del Espacio Adolescente Ñangareko y el “Desafío Preemclapsia” en el Hospital General de
de Luque (HGL).