Luego de 3 años, paciente renal deja de depender de una máquina gracias a un generoso donante

Una paciente con trasplante renal, beneficiada con una donación cadavérica, fue dada de alta este miércoles 27 del Hospital de Clínicas de la FCMUNA y gracias a su ángel donante, deja de depender de la máquina de hemodiálisis, destacó la joven de 25 años. El jefe del Departamento de Trasplante, Prof. Dr. Agustín Saldívar, por su parte, dijo que en Paraguay suman al año 400 a 500 pacientes renales, que requieren de un nuevo órgano para mejorar su calidad de vida.

El plantel médico que llevó a cabo el trasplante en el Hospital de Clínicas.

La paciente de 25 años va a su casa al cumplirse 10 días de su trasplante tras recibir el órgano de un donante cadavérico de 40 años. La joven dijo que al fin, tras tres años, deja de depender de una máquina de diálisis, a la que debía de conectarse tres días a la semana en sesiones de cuatro horas cada vez.

Su objetivo es recuperarse bien y a la par realizar su tesis para recibirse de licenciada en administración de empresas, a fin de poder buscar un empleo. “Vivía conectada a una máquina por lo que no podía trabajar, porque son 12 horas semanales, tres sesiones de cuatro horas”.

Afirmó que tiene un ángel principal que es su donante y varios otros que conforman el equipo de trasplante de la FCMUNA, como los médicos, las licenciadas, hasta el personal administrativo que puso su grano de arena para poder ser beneficiada. Sobre todo, agradeció infinitamente a la familia de la persona fallecida que le donó su riñón, porque entendieron que donar es regalar vida, a pesar del dolor por la pérdida de su ser querido.

Por su parte, el Dr. Agustín Saldívar jefe del Departamento de Trasplante de Órganos y Tejidos de la Facultad de la Facultad de Ciencias Médicas y Hospital de Clínicas, dijo que gracias al milagro de la donación de órganos la paciente va a su casa con una mejoría notable en su calidad de vida. Subrayó que mediante este gesto suman dos los trasplantes realizados este mes con donante cadavérico, la semana anterior un paciente de 41 años, y en total suman 145 trasplantes desde la reactivación del programa en noviembre de 2014.

“Compartimos la alegría de los familiares que siempre acompañan el dolor y sufrimiento de su ser querido que es en este caso la paciente renal terminal que se venía sometiendo a diálisis desde hace más de tres años en la institución. Desde luego siempre el tratamiento interrumpe las actividades habituales que uno hace, ya que son 12 horas semanales que uno está conectado a la máquina y tres sesiones semanales”, acotó.

El Prof. Dr. Saldívar manifestó que además de brindar el acto asistencial en el hospital escuela de la FCM-Una se cumple la función de formar a los mejores profesionales que podrán seguir realizando a futuro más trasplantes, tan necesarios. Esto atendiendo a que según dijo son entre 400 a 500 personas diagnosticadas cada año con una enfermedad renal terminal que necesitan de un nuevo órgano para poder mejorar su calidad de vida por lo que abogó para que los familiares de pacientes que lamentablemente quedan con muerte cerebral puedan ayudar a otros a mejorar su vida a través de la donación de órganos, respetando la decisión de la persona fallecida.

Historia Clínica

La Dra. Alejandra Amarilla Nefróloga de la FCMUNA, integrante del  Equipo de Trasplantes, explicó que la joven ingresó en el 2019 como paciente. No tenía enfermedad de base conocida, pero ya tenía una falla renal crónica cuya causa no se pudo  filiar ya que llegó en un estado muy avanzado.

“Durante toda su infancia no tuvo síntoma y eso tienen las enfermedades renales, el riñón no produce síntomas hasta que ya es muy grave y no hay prácticamente nada que hacer. Lastimosamente fue la situación de ella, cuando ingresó fue directamente para diálisis y se empezó a dializar en el Hospital de Clínicas, desde el primer momento que ella se dializó se preparó para el trasplante desde el 2019”.

La paciente trasplantada obtuvo su alta en condiciones óptimas y a partir de ahora, sus controles inicialmente serán semanales y luego, según su estabilidad y de acuerdo a lo que ella vaya requiriendo, cada 15 días, luego mensualmente.

 “Salió de diálisis ella ahora va poder volver a retomar su vida que dejó prácticamente en pausa por tres años porque ella dejó de estudiar, dejó muchas cosas de lado y ahora va poder recuperar todo eso. Gracias a la decisión de la gente que tristemente perdió un familiar, pero tuvieron el buen corazón para donarle y gracias a eso ella está con un riñón nuevo”, mencionó la especialista.

Lista de espera por un riñón

En el Departamento de Trasplantes de Órganos y Tejidos de la FCMUNA, Hospital de Clínicas, actualmente existen preparados 16 pacientes. “Pero tenemos muchos que se están preparando aún. Los que están en lista de espera son los que ya tienen todos los estudios completos y están esperando recibir la llamada de un donante. Aparte de eso tenemos cerca de 100 que están preparándose porque el trasplante no se realiza en cualquier momento, hay que completar muchos estudios, esperar que esté todo en orden, controlar el corazón, la coagulación de la sangre, ver la compatibilidad y una serie de estudios que hay que hacer para saber si la persona es apta para recibir un órgano nuevo y ver si va tolerar la cirugía”, explicó la Dra. Amarilla.