Misa folclórica, karu guasu y procesión aérea en Luque

Con mucha emoción prosiguió este domingo la la fiesta patronal en Luque. Pese a la lluvia se realizó la misa folclórica en guaraní; seguidamente el famoso karu guasu y finalmente la tradicional procesión aérea y terrestre de la imagen de Nuestra Señora del Rosario, madre espiritual de los católicos luqueños. El próximo jueves 7 de octubre se celebrará el Día de la Virgen.

Los luqueños vivieron con mucha emoción la tradicional procesión aérea y terrestre. Fotos: Gentileza Sportivo Luqueño.

Tras la celebración, la imagen de la Virgen del Rosario hizo un recorrido aéreo para bendecir los barrios y las distintas compañías de la ciudad de Luque. Luego, el helicóptero aterrizó en el estadio Feliciano Cáceres, para continuar con la procesión terrestre por el microcentro hasta llegar al Santuario.

En el principal coliseo deportivo de la “Ciudad de la música”, los directivos del Club Sportivo Luqueño, encabezado por el presidente Daniel Rodríguez, y el vicepresidente Juan Darío Cáceres, recibieron a la Virgen para iniciar la procesión terrestre.

En esta oportunidad, el paseo aéreo y procesión terrestre se realizaron a la tarde, debido a la inclemencia del tiempo en horas de la mañana del domingo.

La actividad religiosa comenzó este domingo con la tradicional misa folclórica en guaraní, a cargo del padre Enrique Pereira.

Luego se realizó la caravana en vehículos hasta el helipuerto en la zona del Aeropuerto Silvio Pettirosi, en donde la imagen de la Virgen fue alzada en un helicóptero que sobrevoló la ciudad de Luque. El monseñor Enrique Meyer, cura rector del Santuario bendijo a los católicos luqueños, pidiendo el fin de la pandemia del Covid-19.

Finalmente, el helicóptero descendió en la cancha del estadio del Sportivo Luqueño, de donde se realizó una nueva caravana por el centro de la ciudad hasta llegar al Santuario Virgen de Rosario.

Pese a la inclemencia del tiempo, muchas personas participaron de las actividades religiosas. Las calles fueron decoradas por los vecinos para saludar a la Virgen del Rosario durante la procesión.