Luqueño en bancarrota; sin técnico y al borde del descenso

Tras las catastróficas derrotas ante Libertad y River Plate, éste último rival directo por no descender, el Sportivo Luqueño despidió al técnico argentino Alfredo Berti. El vicepresidente, Darío Cáceres, comentó que el club prácticamente se encuentra en bancarrota a raíz de múltiples demandas y deudas, por lo que no pueden contratar un entrenador de jerarquía.

Incertidumbre en el Sportivo Luqueño. La falta de resultados deportivos agrava la situación.

Por ahora, Badayco Maciel interina la dirección técnica, hasta la llegada del nuevo DT oficial.

En ese sentido, las dos opciones más fuertes que suenan en la República de Luque son Gustavo Costas, últimamente en Guaraní y actualmente sin club, y Javier Torrente, quien hasta el año pasado estuvo en el Everton de Viña del Mar.

Sin embargo, lo de Costas no correría por sus altas pretensiones, según dijo el vicepresidente a medios capitalinos.

El profesor Alfredo Berti dirigió 11 partidos y dejó el club al borde del descenso.

Costas es del agrado de toda la directiva auriazul, pero el principal inconveniente pasa por la cuestión económica, ya que el ex Guaraní tiene un costo bastante elevado, reconoció Cáceres.

Lo cierto y concreto es que el Auriazul deambula en zona de descenso directo, tras caer ante el «Kelito» y su situación es cada vez más crítica en lo económico y ahora se suma lo deportivo por falta de resultados.

A la mala racha del Sportivo Luqueño se suma la grave lesión del futbolista Nazareno Bazán, quien estará seis a ocho meses fuera de la cancha a raíz de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Fue sometido a una intervención quirúrgica exitosa, según el informe médico del club.