Aparatoso accidente en la ruta Luque – San Ber

Una conductora realizó un adelantamiento indebido y produjo un grave accidente en la ruta Vergel Luqueño que une Luque con San Bernardino, en la zona de Tarumandy. Los accidentados fueron derivados al Hospital de Luque y a un sanatorio, en Asunción. Ambos vehículos volcaron y terminaron destrozados en la cuneta. Afortunadamente, el percance ocurrido en la siesta de este viernes no dejó víctimas que lamentar, pero sí cuantiosos daños materiales.

El primer vehículo involucrado en el percance es una camioneta Hyundai, modelo Santafe, color gris, chapa AAAY 445, al mando de María Gladys Duarte, quien sufrió golpes en la cervical, y tenía como acompañantes a María Pavón, Sofía Valiente, de 12 años de edad, y Josefina Silva, de 11 años de edad, según el informe policial.

La conductora fue trasladada a bordo de una ambulancia de SEME hasta el Sanatorio La Costa, en Asunción.

El segundo vehículo es un Toyota Belta, color verde, chapa BYP 073, guiado por Rodolfo Quiñónes, de 35 años, quien tenía como acompañantes Rosa González, de 40 años, y Mariza Galeano, mayor de edad, todos con golpes y escoriaciones trasladados por bomberos de la Cuarta Compañía (amarillos) y Cuerpo de Bomberos de Luque (azules) hasta el Hospital General de Luque.

Según el informe policial de la Comisaría de Tarumandy, la conductora María Duarte realizó una maniobra imprudente de adelantamiento a bordo de su camioneta y rozó contra el automóvil guiado por Rodolfo Quiñónes.

A raíz del violento impacto, ambos vehículos fueron a parar en la cuneta al costado de la ruta.

Según testigos, la conductora se adelantó y se topó de frente con un camión de gran porte, y al intentar retomar su carril, rozó con violencia al automóvil, lanzándolo a un barranco en donde volcó y sus ocupantes quedaron atrapados.

La mujer perdió la dirección y cruzó el barranco. Luego volcó, dando una vuelta completa, quedando nuevamente el vehículo en posición normal.


Los bomberos y policías acudieron al lugar y encontraron a los vecinos ayudando a los accidentados. Ambos vehículos quedaron destrozados a raíz de la violencia del impacto y vuelco.

Los accidentados fueron auxiliados y derivados a centros asistenciales.

Según los intervinientes, afortunadamente el accidente no dejó víctimas que lamentar, teniendo en cuenta la aparatosidad del percance rutero, ocurrido en la siesta de este viernes.