Nuevo año, nuevo golpe al bolsillo de los contribuyentes luqueños

VER VIDEO | Como “regalo de fin de año” y a las apuradas, la Junta Municipal de Luque aprobó el reajuste de impuestos tributarios a la construcción y tasas de “conservación de jardines y paseos públicos”. Los contribuyentes deberán pagar más caros por sus impuestos municipales a partir de enero próximo.

UNIDOS Y A LA CARGA: El intendente Carlos Echeverría aparece en la foto con los concejales colorados y liberales de la «oposición».

En la última sesión ordinaria de la Corporación Legislativa, llevada a cabo el martes pasado, los concejales liberocartistas de la Municipalidad de Luque, metieron las manos en los bolsillos de los contribuyentes, aprobando la “modificación parcial” de varios artículos de la Ordenanza Tributaria N° 18/18, con miras al año 2024.

Se actualizarán algunos valores desde enero próximo. Es decir, nuevo año, nuevo golpe al bolsillo del sufrido contribuyente.

Las asesorías económicas y jurídicas de la Junta Municipal recomendaron la aprobación de los ajustes de los impuestos. Los aumentos se aprobaron en forma general y sus estudios en forma particular.

El único que cuestionó, en parte, la aprobación de dicho aumento, fue el concejal opositor Diego Romero. El resto, tanto colorados y liberales, alineados como velas a las voraces pretensiones del intendente de turno, Carlos Echevería.

Ediles que aprobaron los aumentos tributarios son: Manuel Achucarro Gill (PLRA- presidente de la Junta Municipal), Arnaldo Baeza (ANR-proyectista), Enrique Quintana (ANR-vicepresidente de la Junta Municipal), Juan Ángel Marecos (ANR), Iván Velázquez (ANR).

La lista prosigue con los liberales satélites del intendente colorado-cartista, Carlos Echeverría; los concejales Francisca Franco, José Meza, y Rómulo Pérez.

Se aprobó con la abstención (en particular) de la  concejal Belén Maldonado y en disidencia (en particular) del edil Diego Romero (ANR-opositor).

Los concejales colorados Rubén González Chávez y Eliseo Fernández Oviedo estuvieron ausentes.

Facsímil del proyecto que fue aprobado casi a ciegas.

Ante el cuestionamiento de Romero, su colega Baeza trató de justificar el proyecto encabezado por el oficialismo, alegando que la suba es “efímera” para los contribuyentes.

“Son cuatro mil guaraníes de suba para cada contribuyente”, alegó el proyectista.

Sin embargo, Baeza “olvidó” de sumar 4 mil guaraníes o más por metro cuadrado en construcción, mensura y otros tipos de tributos que se cobran de acuerdo al tipo de edificación y la ubicación del inmueble. Es decir, con el “ínfimo” aumento, la Municipalidad de Luque pasará a recaudar millones a partir de enero. Más de 60 mil contribuyentes se verán afectados.

Romero dijo que no confía que el dinero será destinado para mejoras de “plazas, jardines y paseos públicos”.

Alegó que el esquema de recaudación es para solventar las nuevas diez direcciones creadas por el intendente Echeverría y así solventar, a costas de los contribuyentes, el deficiente aparato municipal lleno de hurreros y planilleros.

Deja un comentario