Caen polibandis por apriete a narco y robo de 25 kilos de cocaína

VER VIDEO | Cinco agentes de la Policía Nacional y un civil son investigados por el secuestro de Édgar Ayala, quien fue llevado a la fuerza y despojado de 25 kilos de cocaína, este sábado en Luque. El jefe de Investigaciones de Asunción, el Crio. Princ. Hugo Díaz, fue apartado de su cargo. El supuesto narco continúa desaparecido.

Agentes de Criminalística y de Antisecuestro inspeccionan el vehículo del desaparecido Édgar Ayala, un supuesto narco, quien fue despojado de un alijo de cocaína.

El Ministerio Público ordenó la detención de los cinco, de los cuales dos policías ya se entregaron en la sede de Investigaciones  de Asunción.

El fiscal Federico Delfino, de la Unidad Especializada Antisecuestro, ordenó la detención de cinco personas identificadas en principio.

Entre los polibandis detenidos se encuentran Luis Miguel Colmán, Ramón García, Pedro Antonio Blanco y Richard René Rojas, quienes estaban fuera de servicio al momento del hecho.

Los dos primeros ya se pusieron a disposición de las autoridades en la noche del último sábado. Mientras que los dos últimos siguen con paraderos desconocidos. En la mañana de esta jornada debían presentarse en la base de la unidad en donde se desempeñan para cumplir con su servicio, pero aún no lo hicieron, informaron medios capitalinos.

Otros involucrado, que fue captado en las cámaras de circuito cerrado de la zona donde se registró el hecho, no sería uniformado. Se trata de Carlos Antonio Aquino, quien también es buscado, por los investigadores.

De acuerdo a las primeras pesquisas, un grupo de hombres armados armados, distribuido en al menos cinco vehículos, se llevaron a la fuerza a una persona identificada como Édgar Ayala, de 27 años, quien estaba al mando de su camioneta cuando fue interceptado al mediodía del sábado en el Cuarto Barrio de Luque.

La camioneta del desaparecido Édgar Ayala.

Raptado continúa desaparecido

En el marco de las órdenes de detención, la Fiscalía también ordenó la búsqueda y localización de la víctima.

La hipótesis que se maneja, en principio, es que se trataría de un caso de apriete de policías, debido a que el joven presuntamente se desplazaba con una carga de 25 kilos de cocaína.

Hasta el momento, el hecho está calificado como privación ilegítima de libertad y no se descarta que se vaya a ampliar por los indicios de drogas en la causa.

Deja un comentario