Tortoleada: Presidente de la Liga Luqueña sufre millonario hurto

El presidente de la Liga Luqueña de Fútbol, el Abg. Pablo Servín, sufrió un millonario hurto en una lomiteria de Luque por parte de los tortoleros, quienes rompieron la ventanilla de su camioneta y se alzaron con 950 dólares, G. 3 millones, un arma de fuego, joyas y documentos de su esposa e hijos.

La ventanilla fue violentada por los delincuentes para alzarse con el millonario botín en dinero, joyas y arma de fuego.

El hecho ocurrió en la noche del miércoles, en el estacionamiento interno de la Lomitería “Lomilitos”, ubicada en las calles Internacional e Isla Las Malvinas, de la compañía Maramburé, Luque, propiedad de los hermanos Javier y Víctor Ruiz Díaz.

La víctima manifestó a los agentes de la Comisaría 60ª Central que se encontraba con su familia cenando en el local de comidas rápidas y cuando se iba a retirar se percata que su camioneta, de la marca Hyundai, modelo Santa Fe, color rojo, y chapa WBRB 017, cuyo vidrio de la puerta trasera, lado derecho, fue quebrado y del interior hurtaron un bolsón de mano en el interior contenía 950 dólares Americano, y 3 millones de guaraníes, un revólver calibre 38, de la marca Tauro, joyas (cadenilla y anillo de oro).

Además, los delincuentes se alzaron con una billetera perteneciente a la esposa del dirigente deportivo, de nombre Romina Ferreira, que contenía 400 mil guaraníes y documentos de la mujer y sus hijos.

Así quedó el cristal tras ser quebrado para cometer el golpe.

Servín explicó a Luque Noticias que junto a sus familiares participaron de una misa en el Santuario Virgen del Rosario y al finalizar la ceremonia religiosa coordinaron con sus hermanos para ir a cenar en la referida lomiteria.

Según dijo al llegar al lugar el lugar estaba lleno y tuvo que dejar su vehículo en un lugar oscuro, que fue aprovechado por los ladrones.

En el lugar tampoco había cámaras de circuito cerrado. “Salí sorteado porque al lado de mi camioneta estaban otros vehículos y solo el mío fue violentado”, dijo.

Servín se mostró indignado por el millonario hurto que sufrió debido a la inseguridad reinante en Luque. “Ya no podemos salir a compartir con la familia porque no estamos seguros ningún lado”, concluyó.