Es la paralela a la calle Espinillo, cerca de la Escuela Teodoro S. Mongelós, de la compañía luqueña de Yka’á, según la denuncia vecinal.

La referida calle se encuentra muy abandonada y en época se lluvia resulta casi imposible transitar por esta arteria, informaron los frentistas.

En calamitoso estado se encuentra la calle vecinal.

Los vecinos solicitan la ayuda de la Municipalidad para poner en condiciones mínimas la calle con maquinarias.