Doloroso arribo del féretro del fiscal Pecci, asesinado en Colombia

Esta madrugada arribó a Paraguay el avión que trajo el féretro del fiscal paraguayo asesinado el pasado martes en Colombia, Marcelo Pecci Albertini, de 45 años. Una multitud fue a recibir los restos de Pecci, en el aeropuerto Silvio Pettirossi, en Luque. Fue en medio de una fuerte lluvia.

Momentos en que los familiares trasladan el ataúd hasta el carro fúnebre.

A la salida de la terminal aérea, una caravana acompañó el traslado de los restos hasta la sede principal de la Fiscalía General del Estado, en Asunción, en donde estuvo hasta las 08:00.

Posteriormente, trasladaron el féretro hasta el salón Memorial de la Avda. Mariscal López, donde velarán los restos hasta mañana domingo.

Finalmente, el cuerpo de Pecci será llevado hasta el cementerio de la Recolecta, donde se tendrá una ceremonia de despedida íntima y exclusiva para los familiares. El entierro está previsto para mañana, a las 15:00.

El recibimiento fue muy doloroso para los familiares, colegas, amigos y autoridades.

ANTECEDENTES

Según los antecedentes, el fiscal de la unidad contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, Marcelo Daniel Pecci Albertini, fue asesinado de tres balazos el  martes 10 de mayo por la mañana, cuando se encontraba con su esposa en una playa de Cartagena.

Los cadetes de la Policía Nacional recibieron los restos del fiscal Marcelo Pecci a su arribo a Paraguay.

El Gobierno Colombiano ofrece una recompensa económica de 500 mil dólares a quienes aporten datos válidos sobre los autores del macabro crimen. El aviso es para ciudadanos locales y extranjeros, no solamente para el territorio colombiano, según informó el general Oscar Vargas, titular de la Policía Nacional de Colombia

El féretro de Pecci fue recibido por los familiares, además de la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, el ministro del Interior, Federico González, el comandante de la Policía Nacional, Gilberto Fleitas.

La Banda de Músicos y cadetes de la Policía Nacional recibieron con honores al malogrado fiscal antidroga a su llegada de Colombia luego de que fuera asesinado.

El Arzobispo de Asunción, Adalberto Martínez, fue el encargado del responso antes de partir rumbo a la Fiscalía de Asunción.

Deja un comentario