Asaltantes toman de rehenes a comerciante y empleadas en Luque

Cuatro delincuentes fuertemente armados tomaron de rehenes al propietario y dos empleadas del Autocervice Rosales y se alzaron con la recaudación del día. El violento robo agravado ocurrió en la noche de este martes en la calle Santo Rey, a metros de la parada de la Línea 30, de la compañía Costa Sosa, Luque. El botín robado ronda los G. 60 millones.

En el circuito cerrado del comercio se pudo observar a los integrantes de la banda de delincuentes.

Los delincuentes llegaron al local comercial a bordo de un automóvil, alrededor de las 19:45, de este martes, señala el informe policial de la Comisaría 3ª Central. El monto del botín robado ronda los 60 millones de guaraníes, según el comerciante afectado.

Resultaron víctimas el comerciante Mario Rosales Pintos, de 39 años, propietario del Autoservice “Rosales”, domiciliado en el lugar; Sara Ediht Escobar Espinoza, de 18 años, y Cynthia Carolina Cubilla, de 32 años, ambas empleadas del comercio.

EL ASALTO

Se tuvo conocimiento del asalto vía frecuencia radial por el centro de operaciones policiales (Base 3-911), acudiendo inmediatamente al lugar el oficial Édgar Ferreira y del suboficial Alexander Gómez.

Una vez concretado el asalto, los delincuentes huyeron del comercio luqueño y son buscados.

Los patrulleros conversaron con el propietario del negocio, Marco Rosales Pintos, quien manifestó de que se encontraba en el citado local comercial, momento en que irrumpieron los delincuentes armados y luego de tomar de rehenes a las empleadas, exigieron la entrega del dinero, producto de la recaudación del día.

Uno de los asaltantes, a punta de arma de fuego, llevó al dueño del comercio hasta el dormitorio de su vivienda para luego apoderarse de la recaudación, cuyo monto de guaraníes no se precisa.

Una vez concretado el asalto, los delincuentes huyeron del lugar a bordo de un automóvil de color oscuro. El millonario asalto quedó grabado a través de las cámaras de circuitos cerrados del local.

Luego, se convocó a los agentes de Criminalística y de Investigaciones para el trabajo de campo y de pesquisa. El hecho fue comunicado a la fiscal de turno, Sophia Galeano.