Partidazo en Luque

Sportivo Luqueño y Sol de América empataron 2-2 en un partidazo disputado este viernes en el Feliciano Cáceres en el marco de la fecha 13 del torneo Apertura. Luqueño llegó a 10 puntos.

El goleador luqueño Yeiber Murillo.

En un encuentro de equipos sumamente necesitados, hubo paridad a dos goles en la República. El trámite del partido fue imperdible de comienzo a final, que después de 90 minutos no dejó ganador ni vencido.

Con este resultado, el cuadro local se queda en la décima posición del campeonato con un total de 10 puntos en sus alforjas. En tanto, el Unicolor tampoco despunta y queda noveno con 13 unidades.

EL PARTIDO. Intenso fue el primer tiempo en el estadio Feliciano Cáceres. Los golpes fueron mutuos, aunque sin la puntería necesaria en los metros finales como pasó en las jugadas protagonizadas por Diego Valdez e Isidro Pitta.

El cierre del primer cuarto se produjo con la gran polémica. Iván Cazal fue derribado en el área por Walter Ortiz, pero las autoridades del VAR no consideraron que haya existencia de infracción del defensor auriazul.

El encuentro no paró de crecer hasta que a los 23 minutos Yeiber Murillo adelantó al local con una bonita anotación. No obstante, el Unicolor respondió a los 37 por intermedio de César Villagra, quien habría ingresado poco antes en reemplazo de Rodrigo Ruiz Díaz.

El segundo tiempo fue similar al primer lapso. Reinició a todo vapor y encontró a Sol de América con más determinación. Matías Pardo se perdió un gol increíble tras fallo en la defensa de parte de Fernando Martínez.

El equipo de Serio Orteman mantuvo la compostura y anotó el segundo gol por intermedio de Hernán Novick, quien hizo efectivo un penal cobrado por mano de Marcos Riveros (53 m). Cuando aún no salía de su estupor, Luqueño volvió a sufrir otro golpe tras la anotación del Mudo Valdez, pero la conquista se anuló por falta de José Canale en la jugada previa (57 m).

El Danzarín apedreó el arco defendido por Nicolás Campisi en búsqueda del tanto de la sentencia. En contrapartida, Hernán Rodrigo López se jugó todas las fichas con los ingresos de los delanteros Luis Caballero y Cristian Paredes.

Y surtió efecto, porque este último sirvió un centro perfecto para el segundo gol de Yeiber Murillo a 10 minutos de la finalización. El tramo final se avivó por completo. Sol se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Facundo Cobos y casi lo pagó más caro.

Por el lado que dejó vacío el defensor surgió un centro en tiempo de compensación, que volvió a conectar con éxito Yeiber Murillo. No obstante, la anotación fue anulada después por posición adelantada con la ayuda del VAR. Y, tras la reanudación, terminó el frenético juego. FUENTE: D10.