Delincuentes desvalijaron una casa en Luque

Hace un par de semanas se produjo un millonario robo domiciliario en el barrio Bella Vista, de Luque. Los delincuentes hurtaron electrodomésticos, enseres domésticos, ropas de uso militar y muebles por valor de unos 30 millones de guaraníes. La Fiscalía imputó y ordenó la detención de varios de los presuntos autores y reducidores.

El automóvil utilizado para el millonario golpe en Luque.

Resultó víctima la ex supervisora del MEC en Luque y Areguá, Sara Concepción Orihuela Liceras, domiciliada en Asunción, quien presentó la denuncia en la Comisaría 3ª de Luque.

Según la denuncia, el hurto agravado se concretó entre la noche del 9 y madrugada del 10 de julio pasado, cuando un grupo de desconocidos ingresó a la vivienda y vaciaron la misma, llevándose varios electrodomésticos, ropas de uso militar del hijo de la dueña, quien presta servicio en Fuerza Tarea Conjunta (FTC), además de muebles y utensilios de hogar.

El perjuicio ronda los 30 millones de guaraníes, informó la mujer a Luque Noticias.

Explicó que los ladrones acarrearon los hurtados hasta un patio baldío, y de allí, con un automóvil transportaron a otros sitios para comercializar los objetos robados.

El propietario del automóvil fue identificado por la Policía. Los sospechosos están imputados por hurto agravado.

La cabecilla del grupo sería Juan Jesús Acevedo, alias “Juancito”, quien se encuentra prófugo al igual que sus demás cómplices y reducidores.

La lista sigue con Alberto Ramón Vázquez Rojas, de 21 años, propietario del automóvil Toyota, modelo Vitz, con chapa LAA 648, utilizado para transportar los objetos robados; Osvaldo Miguel Chiola Ibarra, de 18 años,  A.E.G.L, menor de 17 años, Juan León, Pablo Ariel Gómez Wrede, Antonio Martínez Riquelme, Arnaldo Antonio Martínez Riquelme, y Osvaldo Salinas Vázquez.

Según la denuncia, la Policía recibió la denuncia y comunicó el hecho a la Fiscalía varios días después de haber ocurrido el millonario hurto domiciliario.

Los intervinientes de la Comisaría 3ª de Luque tampoco informaron a la Fiscalía acerca de los presuntos autores, que la propia víctima proveyó a la Policía para iniciar la investigación con videos de circuitos cerrados de la zona.

A raíz de la sospechosa actuación policial, la Fiscalía intimó al jefe de la citada unidad policial para proveer los datos de los sospechosos.

El robo ocurrió el 9 de julio y la Policía informó a la Fiscalía sobre la identidad de los presuntos involucrados recién el 16 de julio. La fiscal de la causa, Sonia Pereira, imputó a los presuntos autores y reducidores y ordenó la detención de todos ellos.