Atrapan a un presunto homicida

Agentes de la Comisaría 37a de Valle Pucú Areguá detuvieron en la tarde de este domingo a un joven buscado por homicidio en Luque. Se trata de Raúl Darío Martínez Franco, de 20 años, más conocido como «Darío’í.

Raúl Darío Martínez Franco, alias Darío’í, detenido este domingo en Valle Pucú.

Según los antecedentes, el homicidio se registró el 24 de marzo pasado en una vivienda del barrio Julio Correa, de Luque.

En aquella oportunidad, resultó víctima fatal Fernando José Agüero Galeano, de 19 años, quien acusó una herida de bala en la cabeza, y su deceso se produjo días después en el Hospital General de Luque.

Fernando José Agüero Galeano, asesinado en marzo pasado. El joven de 19 años dejó una novia con tres meses de embarazo.

La Policía inició la investigación y pudo identificar a tres presuntos autores del homicidio.

Ellos son Raúl Darío Martínez Franco (20), alias Darío’í (hoy detenido en Valle Pucú), Brian Colmán, alias «Pimpi» (detenido-actualmete en la cárcel), y Junior Mosqueda (prófugo).

Junior Mosqueda, prófugo.

El padre del joven asesinado, Rosalino Agüero Ricardi, explicó a Luque Noticias que su hijo fue invitado a un cumpleaños en la casa de Santiago Matías Velázquez Ramírez, a donde acudió con su novia, pero ambos no sabía del problema entre el dueño de casa y el tal Darío’í.

Luego, los desconocidos irrumpieron en la viviendas y dispararon a mansalva contra los presentes. Uno de los proyectiles dio en la cabeza de Fernando José, quien cayó al suelo herido de gravedad.

El informe policial acerca de la denuncia del padre de la víctima.

Luego fue auxiliado y derivado al Hospital de Luque, en donde finalmente falleció la víctima.

Los autores huyeron del lugar a bordo de un automóvil. Luego fue detenido Brian Colmán (Pimpi), y este domingo Raúl Darío Martínez Franco (Darío’í), mientras el tercer sospechoso, Junior Mosqueda, continúa prófugo.

La fiscal del caso es Mirtha Ortiz, de Luque. El padre del fallecido denunció que a su hijo no le practicaron la autopsia para extraer la bala. Tampoco los peritos de Criminalística ni el médico forense inspeccionaron el cadáver del joven.