Pesebre gigante de Bella Vista recibió a miles de personas en Navidad

Miles de personas fueron a visitar en Nochebuena y Navidad el pesebre hidráulico gigante de la familia Sabaté, en Bella Vista-Luque. El imponente retablo de Belén (réplica) estará abierto hasta el 30 de diciembre próximo en Yrendagüe y Benigno González.

El Ing. Estéban Sabaté recibió en su quinta a miles de personas que fueron a ver el pesebre familiar de 66 años.

El pesebre que fue habilitado el domingo 22 de diciembre tiene más de 100 piezas, 50 de ellos son movidos por la fuerza de 8 mil litros de agua a través  de un sofisticado sistema hidráulico creado por el ingeniero Esteban Sabaté (h).

Se trata de un atractivo que pasa de generación en generación, cumpliendo así 66 años. Cada diciembre una nueva pieza adorna el gran pesebre, esta vez se unió la bailarina de la danza paraguaya.

El Niño Jesús está situado en el medio del Retablo Gigante.

El tradicional pesebre gigante de la familia Sabaté tuvo su origen en el año 1953.

Entre las familias que visitaron la quinta Sabaté, llegaron turistas de Islandia, Bélgica y de otros países, quienes quedaron maravillados por el retablo de Belén.

El pesebre está en medio de una exuberante vegetación y cuenta con 100 piezas móviles.

En 1953 don Esteban Sabaté (padre) representó el nacimiento de Jesús sobre una mesa y bajo una parralera. Luego se convirtió en un pesebre hidráulico gigante que es un verdadero atractivo turístico que incluso traspasa la frontera.

Estará abierto al público hasta el 30 de diciembre de 18:30 a 23:00 en la quinta familiar del barrio Bella Vista de Luque (a tres cuadras de la parada de la Línea 30).

Las familias se volcaron a Bella Vista para apreciar el hermoso e imponente retablo.

Los pesebres forman parte de una costumbre fuertemente arraigada en los hogares paraguayos.