Policía no informó a fiscal sobre ataque a tiros a vivienda en Maramburé

Los agentes de la Comisaría 38 de Yukyry ni del Puesto Policial de Maramburé no comunicaron al fiscal Néstor Cañete acerca del violento ataque a tiros encabezado por un chatarrero a la vivienda de Aurelio Amarilla, en donde mataron a balazos al perro que estaba atado. El atropello de domicilio contó con la “cobertura” de los policías de ambas sedes policiales.

El propio fiscal reconoció ante nuestra consulta que los uniformados no informaron acerca del “procedimiento”.

Sostuvo que un abogado se presentó el domingo en la Fiscalía y le sugirió que se haga la denuncia para investigar el hecho punible calificado como “producción de riesgos comunes”.

En ese sentido, la hermana del dueño de casa de nombre Lorena Amarilla Ferreira, radicó la denuncia en la Comisaría 3ra de Luque, sindicando como presunto responsable al chatarrero “justiciero” Bernabé Lombardo, quien lideró el violento ataque a la vivienda del presunto narcotraficante Aurelio Amarilla, quien posee órdenes de captura, según la Policía.

El grave hecho ocurrió en la noche del sábado en el Asentamiento Ko’é Pyahu, de Maramburé Luque.

Los vecinos se mostraron indignados ante el procedimiento irregular de los efectivos policiales, permitiendo el violento atropello que derivó en la muerte del perro.

El chatarrero y su hijo echaron el portón a escopetazos e ingresaron a la vivienda en busca del dueño de casa, quien minutos antes había amenazado a uno de los miembros de la familia de Bernabé Lombardo, según testigos.

El fiscal Néstor Cañete prometió investigar el grave suceso que tuvo en vilo a los vecinos del asentamiento, teniendo en cuenta que los civiles y policías realizaron disparos de arma de fuego.

Pese a que el chatarrero y su hijo actuaron armados, no fueron aprehenidos por los policías intervinientes, quienes más bien les brindaron protección, según la queja generalizada de los lugareños.

Deja un comentario