Pacientes irresponsables generan pérdidas de G. 50 millones

El 30% de los estudios laboratoriales no son retirados por los pacientes del Hospital General de Luque. La irresponsabilidad de los recurrentes genera una pérdida económica de G. 50 millones al mes al Estado. Además, ocupan lugares de otras personas que sí necesitan hacerse los estudios para determinar alguna patología y posibilitar su tratamiento.

Miles de pacientes acuden diariamente al principal centro asistencial de Luque.

La información fue dada a conocer por las propias autoridades del hospital luqueño, preocupadas por esta penosa situación, que afecta al presupuesto del nosocomio.

La jefa del Servicio de Laboratorio del Hospital General de Luque, doctora Estela López, dijo que haciendo un análisis rápido, se puede asegurar que en el hospital público luqueño ronda los 50 millones de guaraníes mensuales que se puede considerar una pérdida.

“Un análisis básico que consta de hemograma, glicemia, urea, creatinina; colesterol, ácido úrico, triglicérido y orina vamos a redondear en cien mil guaraníes, porque hay otros estudios mucho más cotosos, que generalmente se pide entre la rutina”, indicó la especialista para calcular el monto mencionado.

“Fácilmente podemos hablar de una pérdida del 30 por ciento de los estudios laboratoriales realizados”, aseguró.

La doctora Estela López informó que el Servicio de Laboratorio del Hospital General de Luque atiende a un promedio de 350 pacientes por día.

“En enero de este año atendimos 10.448 pacientes. En febrero 8.967 y en marzo pasado 10.429 pacientes”, informó la profesional.

El doctor Javier Duarte, director del Hospital General de Luque.

En otro orden, el laboratorio recibió la certificación de calidad internacional.  

El organismo internacional europeo conocido como “RIQAS” (Randox International Quality Assessment Scheme, en inglés) sometió a un control de calidad de junio a diciembre del 2018 a las áreas de hematología, inmunología y química clínica del laboratorio del Hospital General de Luque.

El servicio obtuvo una calificación excelente, según el informe emitido este año por el organismo internacional “RIQAS”.