Un ambiente caldeado se vive en Luqueño

El Sportivo Luqueño no levanta cabeza en el campeonato y cada vez está más cerca del descenso. Nuevamente, ante el 3 de Febrero de Ciudad del Este, fungiendo de local en el estadio de General Díaz, no pudo cosechar una victoria, pese a ponerse en ventaja sobre los 31′ del primer tiempo.

Por la decimocuarta fecha del Clausura, el cuadro de Javier Sanguinetti sufrió de sobremanera y con el empate 1-1 queda expuesto en zona de descenso directo, aunque deberá esperar el resultado entre Santaní Olimpia, el lunes en el estadio Río Parapití de Pedro Juan Caballero.

En las tribunas, la hinchada organizada perdió la paciencia y desde el minuto cero acompañó el partido con fuertes mensajes en sus banderas, criticando duramente a dirigentes y jugadores del club, que hace ocho fechas no consigue ni una sola victoria.

Al término del encuentro deportivo, los barrabravas realizaron incidentes y destrozos y fueron reprimidos por la policía con balines de goma y gas pimienta.

Luego fueron unos 50 hinchas, que esta mañana fueron traídos hasta la Fiscalía de Luque para declarar.

Dentro y fuera del estadio Adrian Jara causaron destrozos, rompiendo los parabrisas de los vehículos de los aficionados y patrulleras de la Policía.

Incluso atacaron a pedradas el bus del plantel del Club 3 de Febrero.