Atrapan a un funcionario “tortolero” de la Copaco

El detenido Diego González reconoció su fechoría y se autodefinió como el “único boludo” que usa su auto particular para perpetrar los golpes.

La Policía detuvo este jueves a un funcionario de la Copaco, sindicado como tortolero. El sospechoso aparece en varias filmaciones, cometiendo hechos punibles a bordo de su automóvil. El fiscal luqueño Néstor Cañete ordenó su captura. El funcionario confesó su fechoría y  comentó detalles de sus golpes.

Se trata del funcionario Diego Germán González Vera, de 37 años, domiciliado en Iturbe y Playa, zona de la Chacarita, de Asunción, quien posee antecedente por tentativa de hurto agravado en el año 2016, informó la Policía.

Luego de los sucesivos golpes perpetrados por los delincuentes conocidos como tortoleros, los agente de la Brigada de la Comisaría 3ra de Luque, inició una minuciosa pesquisa, logrando identificar al principal sospechoso.

Luego de colectar las pruebas, se solicitó la orden de captura al fiscal Néstor Cañete, quien el pasado 28 de agosto dispuso la detención del funcionario Diego González, explicó el comisario principal Víctor Vera, jefe de la Comisaría 3ra Central.

La Policía montó un operativo de vigilancia que demandó unos días para atrapar el tortolero. Finalmente en la mañana de este jueves, cuando se dispuso a llevar a sus hijos a la escuela, fue sorprendido y reducido en plena calle.

Los intervinientes además se incautaron del automóvil utilizado por el sospechoso en diferentes golpes en zonas de Luque. El vehículo al igual que el funcionario aparece en circuitos cerrados, informó el comisario Vera.

Imputado

Una vez capturado, el delincuente fue puesto a cargo del fiscal  Cañete, quien lo imputó por los hechos punibles de hurto agravado. Una de las víctimas es un policía, informaron.

El detenido Diego González contó que hace 12 años trabaja en Copaco, en Asunción, y que se metió en la delincuencia debido a que supuestamente no le alcanzaba el sueldo mínimo que ganada  mensualmente para mantener a su familia.

“Único boludo”

González reconoció su fechoría y se autodefinió como el “único boludo” que usa su auto particular para perpetrar los golpes. Lo dijo refiriéndose a cómo lo identificó la Policía.

A continuación, no quiso dar nombres de sus cómplices, pero aseguró que hay varias personas involucradas.  El vehículo incautado del poder del detenido es un Toyota, modelo Spacio, de color blanco, y matrícula BTH 253, informó la Policía luqueña.